Manuel Irujo

Describir el trabajo de Manuel por la causa vasca sería tarea prácticamente imposible, porque comienza en sus años de escolar en Orduña como txistulari -hacia el año 1900- y acaba en Pamplona soltando el txupinazo en los San Fermines de 1980. En medio, fue electo repetidas veces como parlamentario tanto en Navarra como en Gipuzkoa y en el Estado, desempeñó cargos públicos como ministro de la República, escribió libros, ensayos y artículos, fue orador brillante de ideas claras y decir fogoso que entusiasmaba a su auditorio, defendió tanto la independencia de Navarra y de Euskadi como la unidad de Europa, siendo presidente honorario del Consejo Federal Peninsular del Movimiento Europeo y, como él mismo se definiera, un vasco de Navarra, un europeista convencido y activo y, sobre todas las cosas, un humanista que luchó siempre por el respeto de los derechos sagrados de la persona humana.

Recibió incontables premios y distinciones por su conducta, por su inteligencia, por su hombría de bien y por su trato afable y respetuoso hacia todos por igual, mas allá de sus ideas, posición social o patrimonial.

Estuvo en la Argentina en distintas ocasiones pero siempre de paso, mas o menos fugazmente, para visitar a su familia y en especial a su Madre, Aniana Ollo Elordi y demás familiares. Por razones etarias no recuerdo ni creo haber tenido conocimiento en su momento de sus actividades vasquistas en la Argentina pero sí tengo presente que en ocasión de su viaje del año 1975, un periodista del diario La Nación concurrió a entrevistarlo en nuestra casa y le preguntó qué opinaba de ETA y Manuel contestó textualmente, esos son unos locos. Luego, en familia, nos amplió diciendo que conocía a todos aquellos muchachos, que iban a la delegación del Gobierno Vasco en París y  que hablaba con ellos tratando de hacerles comprender que la violencia nunca es la solución y que con sus procedimientos estaban desperdiciando su vida y dañando la causa patriótica que pretendían defender.

Lo dio todo por Navarra y por Euskadi, merece mi admiración y mi cariño de sobrina y de vasca.

Miren Blanco Irujo

Un comentario en “Manuel Irujo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s