Fernando Lizarbe: “Hacer política desde la Diáspora es, sobre todo, dar a conocer en todos los ámbitos posibles la existencia de la nación vasca”

Fernando Lizarbe (Rosario, 1970) es un participante activo dentro de las organizaciones de la Diáspora, primero en el Centro Navarro de Rosario, y hoy en día en el Centro Vasco Zazpirak Bat. Sin embargo, sus aportes no se limitan a la difusión cultural, sino que se extienden al terreno de lo político. Creador del primer blog de Geroa Bai en Argentina en 2013, nos explica con detalle qué es Geroa Bai Argentina y cuáles son sus objetivos.

Fernando Lizarbe junto a Uxue Bakos, presidenta de Navarra

Fernando Lizarbe junto a Uxue Barkos, en el día en que asumió la Presidencia de Navarra (22/07/2015)

¿De dónde proviene su conexión con Navarra y cómo es tu historia familiar? ¿En su casa se conversaba sobre política navarra?

Mi abuelo paterno, Gregorio Lizarbe Gurpegi, nació en Andosilla (Nafarroa); por eso, toda esa rama de mi familia es de origen navarro. Gregorio tuvo tres hijos: Fernando, nacido en Vitoria-Gasteiz y fusilado por el franquismo con sólo 18 años, por haber escrito “menos Franco, más pan blanco”; Felisa, nacida en Barcelona; y mi padre, también llamado Gregorio, oriundo de Ador (País Valenciano). Mi abuelo era ebanista, por lo cual migraba constantemente por su trabajo, y en 1949, decide venir a Rosario junto con mi abuela y mi padre. Si bien mis abuelos regresaron al poco tiempo a Europa, mi padre decidió quedarse y formar una familia acá en Rosario.

A pesar de la distancia, mi padre llevaba a Navarra siempre en su corazón, y participó de manera muy activa en el Centro Navarro de Rosario, del cual incluso llegó a ser presidente. Ese amor a Navarra ha sido una de las tantas cosas hermosas que siento gracias a él; y que ahora, con su ausencia, extraño compartir. En mi casa siempre se hablaba bastante de Navarra, pues mi padre tenía gratos recuerdos del tiempo que había pasado en Andosilla cuando era joven. Si bien como valenciano siempre recordaba su lugar de nacimiento, Navarra ha sido siempre tema de conversación y de debate, no tanto de política partidaria, pero sí en relación con su cultura y sus señas de identidad.

¿Cómo fue su experiencia en el Centro Navarro? ¿Por qué tomó la decisión de empezar a participar en la Euskal Etxea Zazpirak Bat?

Ciertamente mi infancia en el Centro Navarro me trae muy lindos recuerdos. Jugaba y me divertía mucho, formaba parte del grupo de txikis, e incluso he sido dantzari por poco tiempo. Durante mi adolescencia y juventud, he dedicado mucho tiempo al deporte, y esas circunstancias me alejaron progresivamente del día a día del Centro Navarro; aunque en ocasiones continué asistiendo a eventos culturales, como los San Fermines, organizados por la institución.

Hacia el año 2000, tuve especial atracción en investigar y leer acerca de mis orígenes navarros, y al muy poco tiempo comencé a sentirlos vascos; es decir, empecé a entender a Navarra como un territorio que forma parte de la nación vasca, en tanto es  la cuna de la lengua vasca -el euskera- y su territorio se corresponde con la antigua tierra de los vascones. Bajo la convicción de que esta nación, Euskal Herria – Euskadi, está formada por siete herrialdes -territorios históricos- en tres jurisdicciones políticas diferentes (la Comunidad Autónoma Vasca y la Comunidad Foral de Navarra dentro del Estado español, e Iparralde dentro del Estado francés), tomé en ese momento la decisión de participar solamente en la Euskal Etxea Zazpirak Bat. Allí, podía continuar trabajando en el aprendizaje, la trasmisión y la difusión del euskera y la cultura vasca, desde los ideales del nacionalismo vasco; tareas que sigo desarrollando hoy en día.

En su larga trayectoria como miembro de organizaciones de la Diáspora, ¿cómo valora los esfuerzos que se hacen desde Argentina para difundir la cultura vasca?

En mi caso particular, he estado diez años en la Comisión Directiva de la Euskal Etxea, como referente de euskera y cultura vasca; y además he pasado un pequeño tiempo en FEVA (Federación de Entidades Vasco-Argentinas). Desde allí, he pensado siempre que los esfuerzos realizados desde las instituciones de la Diáspora son enormes, y extremadamente positivos, especialmente en dos pilares: la dantza y el euskera. No obstante, como un punto a mejorar, considero que sería beneficioso que, como Diáspora en general, desarrollemos mayores conocimientos acerca de la historia y de la actualidad política de nuestra Ama Lur, patria de origen.

Muchas de las personas que participan en colectividades se centran únicamente en aspectos culturales, sin embargo, en su caso también ha participado en numerosas iniciativas políticas. ¿De qué se trata hacer política desde la Diáspora?

Por mi parte, soy afiliado al Partido Nacionalista Vasco desde el año 2005. He sido secretario de la Extraterritorial del partido en Argentina, y actualmente estoy afiliado en Getxo, por ser mi lugar de residencia cuando estoy en el País Vasco. En mi opinión, la Diáspora también forma parte del pueblo vasco, y es por ello que es necesario hacer política desde aquí: no sólo para aportar nuestro granito de arena a través del voto (en mi caso, es en Navarra donde puedo ejercer el derecho a voto, por ser Andosilla el lugar de nacimiento de mi abuelo paterno), sino asimismo con el objetivo de hacer conocer la realidad política vasca, y difundir las ideas abertzales defendidas tanto por el partido al que pertenezco como por la Coalición Geroa Bai en Navarra.

Más en detalle, hacer política desde la Diáspora es, sobre todo, dar a conocer en todos los ámbitos posibles la existencia de la nación vasca y de su legítimo derecho a decidir libremente su futuro. Creo firmemente, y eso intento transmitir, que se trata de un  sujeto político, con capacidad propia de tener un Estado dentro de Europa si la voluntad de la mayoría de sus ciudadanos así lo decidiera; lógicamente, siempre respetando los tres ámbitos de decisión mencionados anteriormente, y en el caso de Navarra, lo que decidan los navarros y navarras. Los que formamos parte de la Diáspora Navarra abertzale buscamos que Navarra sea dueña de su propio destino, y soñamos lograr la unión con el resto de territorios que conforman Euskal Herria, la única patria de los vascos.

En definitiva, la nación vasca posee en su Diáspora un gran activo, tanto por su potencial de cara al futuro como por una rica historia; no sólo en el desarrollo cultural, sino también en hacer política (después de todo, recordemos por ejemplo la política realizada desde el exilio durante la dictadura franquista). Izan zirelako gara, garelako izango dira. Porque fueron somos, porque somos serán.

¿Cómo ha vivido personalmente la asunción de Uxue Barkos como presidenta de Navarra?

He tenido la enorme felicidad de poder estar en el Parlamento de Navarra el 22 de julio del 2015, día que Uxue Barkos asumió como presidenta de Navarra. Es una persona por la cual siento una gran admiración, basada en su trayectoria y su capacidad. Uxue hace historia, siendo la primera euskaldun y abertzale en presidir la Comunidad Foral. Se trata de uno de los hechos más importantes de la historia sociopolítica de Euskal Herria; y me considero una persona privilegiada en poder vivirlo y disfrutarlo. Lo siento como un antes y un después, no solo en la política Navarra, sino también en mi vida en particular; aunque no puedo evitar recordar a las personas que tanto hicieron para vivirlo y ya no se encuentran entre nosotros. Por todo eso, recordaré por siempre ese día especialmente emotivo, como un sueño hecho realidad.

¿Por qué ha decidido impulsar Geroa Bai Argentina? ¿Cuál es, en tu opinión, el aporte que puede realizar esta organización?

Hace ya tres años, consideré que Geroa Bai debía tener presencia en Argentina, por lo que armé un blog de difusión. Hoy en día, especialmente con este nuevo grupo de trabajo, estoy convencido que Geroa Bai Argentina es una herramienta útil para dar a conocer Geroa Bai y difundir la tarea del Gobierno del Cambio. Se trata de aportar nuestro granito de arena y comunicar,  de la mejor manera posible y por todos los medios que tengamos a nuestro alcance, las acciones de un Gobierno histórico: por citar algunas, la especial atención a las personas más afectadas por la crisis, la ampliación del “modelo D” -con la posibilidad de estudiar íntegramente en euskera en la zona no vascófona-, la entrada en la Eurorregión que ya componen la Comunidad Autónoma Vasca y Aquitania, etc.

Esta iniciativa comunicativa no busca limitarse al ámbito de la Diáspora estrictamente navarra, dividida en españolistas y abertzales, sino que intenta llegar a la Diáspora de los demás territorios que conforman Euskal Herria, y en una segunda instancia a los ámbitos políticos, económicos y culturales de la sociedad argentina. Justamente en el país donde más navarros pueden ejercer su voto (aproximadamente un tercio de los navarros inscriptos para votar en el exterior se encuentran en Argentina), es necesaria una organización que refleje la Navarra abertzale y progresista. Geroa Bai Argentina nace para amplificar esa voz.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s